Por qué los jóvenes se vuelven ateos » Cornelius

¿Por qué los jóvenes se vuelven ateos?

por • 23 diciembre, 2017 • Apologética, Ateísmo, Jóvenes, Reciente, SliderComentarios (0)23

Por qué los jóvenes se vuelven ateos » Cornelius

Por qué los jóvenes se vuelven ateos

Nota: El presente artículo es una traducción y transcripción de una entrevista realizada a William Lane Craig el 8 de julio de 2013. Ver video

Hace casi dos semanas, en la revista Atlantic Larry Taunton, quien es cristiano, escribió una interesante columna acerca de “Por que los jóvenes se hacen ateos”. Creo que compartiré con ustedes algunos de sus pensamientos esta mañana.

El dijo, “lanzamos una campaña a lo largo del país. Se entrevistaron estudiantes de universidad que son miembros de la ‘alianza secular estudiantil’ o ‘sociedades del pensamiento libre'”. Estos grupos ateos son el equivalente a las cruzadas universitarias. Se reunen regularmente para procurar compañerismo, se motivan unos a otros en su incredulidad e incluso hacen proselitismo. No solo son personas sin religión, sino que son activa y determinadamente irreligiosos. Y he aquí lo que ellos aprendieron, y el compartió 7 atributos del perfil de estos estudiantes.

1. Ellos anteriormente asistieron a la iglesia.

Incluso muchos de sus participantes no eligieron su cosmovisión desde ningún tipo de posición ideológica neutral. Muchos eligieron su nueva cosmovisión como una reacción al cristianismo. Entonces la mayoría de estos estudiantes alguna vez fueron personas que asistían a la iglesia.

2. La misión y el mensaje de sus iglesias era vago.

Estos estudiantes escucharon una gran cantidad de mensajes motivando la justicia social, actividades comunitarias y ser bueno; pero muy raramente vieron la relación entre ese mensaje, Jesús y la Biblia.

Esto me dice que estos estudiantes venían de iglesias históricas o iglesias tradicionales. No venían de iglesias evangélicas. Venían de iglesias donde hay un énfasis de “tratar a los otros como te gustaría que te traten a tí”, o involucrarse en traer el Reino de Dios por medio de la justicia social, ayudando al pobre o siendo una buena persona.

También puedes leer: ¿Por qué las personas se vuelven ateas?

Y siendo de esta manera, uno mismo puede entender por que resulta absolutamente irrelevante creer en Jesucristo y en la Biblia. Lo que estas iglesias están predicando es un tipo de educado humanismo recalentado con rasgos cristianos. E incluso uno mismo no necesita creer en Jesucristo o incluso en Dios para ser buena persona o estar incolucrado en actividades de justicia social o en amar a el vecino como a uno mismo.

Entonces no es ninguna sorpresa que haya visto el mensaje que su iglesia les estaba dando como irrelevante para la persona de Jesucristo y para Dios.

3. Estas personas sintieron que sus iglesias daban respuestas superficiales a las preguntas difíciles de la vida.

Cuando a los participantes se les preguntó que fue lo que encontraron poco convincente de la fe cristiana ellos mencionaron: “evolución vs. la creación”, “sexualidad”, “la confiabilidad de los textos bíblicos”, “Jesús como el único camino”, etcétera.

Algunos fueron a la iglesia esperando encontrar respuestas a estas preguntas. Otros esperaron encontrar respuestas a preguntas de significado personal, propósito y ética. De forma seria muchos de ellos concluyeron frecuentemente que los servicios de la iglesia fueron grandemente superficiales, inofensivos y finalmente irrelevantes. Y esto, para mi forma de pensar una vez más subraya la importancia de lo que estamos haciendo para la defensa e intentar tomar y responder a estas preguntas serias en una manera responsable.

4. Expresaron su respeto para esos ministros que tomaron la Biblia en serio.

Sin falla, nuestros estudiantes que previamente asistieron a la iglesia expresaron sentimientos positivos para esos cristianos que sin verguenza abrazaron las enseñanzas bíblicas. Michael, un estudiante de ciencias políticas en Dartmouth os dijo que se siente atraido a cristianos de ese tipo, el con sus palabras dijo: “no puedo considerar a un cristiano como una buena persona moral si no está tratando de convertirme”.

De manera sorprendente como pueda parecer, este sentimiento no es tan inusual como usted pueda pensar. Tiene resonancia por ejemplo en Penn Jillete el mago y comediante ateo que menciona: “No confío en las personas que no hacen proselitismo, si tu crees que hay un cielo y un infierno, y que las personas se puedes estar yendo al infierno o no lograr la vida eterna o lo que sea; y tu crees que no vale la pena decirles esto por que te haría socialmente incómodo, ¡que tanto debes odiar a alguien para pensar que la vida eterna es posible y no decirle!”

Comentarios como este -dice Taunton- hacen que los cristianos examinen sus conciencias para ver si realmente creen que Jesús es quién dice ser: el camino, la verdad y la vida. Creo que fue Mohandas Gandhi quien dijo: “Si yo creyera lo que ustedes los cristianos creen, me arrastraría en mis rodillas y manos para decirle al mundo de esto”.

5. Las edades de los 14 a los 17 fueron decisivas.

Para la mayoría, los años de secundaria y preparatoria fueron cuando abrazaron la incredulidad. Entonces no fue en el entorno de la universidad, sino en el contexto de la iglesia local mientras se encontraban en secundaria y preparatoria.

6. La decisión de adoptar la incredulidad mayormente fue una decisión emocional.

Con algunas excepciones los estudiantes nos dijeron que se habían convertido al ateismo por razones puramente racionales. Pero conforme los escuchabamos fue quedando claro que para la mayoría esta también fue una trancisión profundamente emocional.  Este fenómeno se exhibió de forma más poderosa en Meredith. Por qué los jóvenes se vuelven ateos. Ella explicó con detalles como haber estudiado antropología la llevó al ateísmo. Pero cuando la conversación se tornó hacia su familia habló de un padre emocionalmente abusivo. “Pero fué hasta que murió que me volví atea”, dijo.

Taunton dice, no veo una conexión entre la muerte de su padre y su incredulidad. ¿Fue por que amó a su padre abusivo? Los hijos víctimas de abuso muchas veces aman a sus padres, ¿y estaba enojada con Dios por la muerte de su padre? ¡No! -Meredith explicó. ¡Estaba aterrorizada por la idea de que aún pudiera estar vivo en algún lugar! Entonces decidió volverse atea para “deshacerse de su padre”.

El ateísmo frecuentemente usa argumentos intelectuales para enmascarar razones profundamente emocionales

Rebecca una estudiante de Universidad Clarke de Boston tenía heridas de la infancia similares. Cuando el estado intervino y la removió de su hogar su madre intentó suicidarse. Rebecca oró para que Dios le permitiera volver a su familia, pero Dios no respondió – dijo ella. Así que concluí que Él no es real.

Y uno mismo puede ver en estas historias, factores profundamente emocionales que contribuyen a la incredulidad, pero por supuesto eso no es socialmente aceptable. Así que uno mismo frecuentemente puede enmascarar o caracterizar la transición de uno mismo a la incredulidad como algo puramente intelectual. Por que eso te pone en un lugar más alto a la vista de tus semejantes, que eres una persona pensante, que reflexiona que sigue a la razón inquebrantablemente hasta el final. De este modo enmascarando algunas de las razones profundamente emocionales que verdaderamente lleven a la incredulidad.

7. El internet fue un factor de mucho peso en su conversión al ateísmo.

Cuando nuestros participantes citaron influencias clave en su conversión al ateísmo, tales como gente, libros, seminarios, etcétera. Esperamos oir referencias frecuentes a los nombres de los “Nuevos Ateos”, pero no fue así, ni una sola vez. En vez de eso escuchamos referencias vagas a videos que los entrevistados vieron en Youtube o en foros dentro de sitios web. Y esto subraya la importancia de ustedes quienes están involucrados en este tipo de foros e incluso publicando estos videos en Youtube. Este es un tremendo ministerio que alcanza a las personas de 20 años y menores que eso, quienes frecuentan esos sitios. Por qué los jóvenes se vuelven ateos.

Conclusión

Taunton reflexionando en los resultados de su encuesta no-científica dice: estos estudiantes eran por encima de todo idealistas, que buscaban autenticidad, quienes fracasaron en la búsqueda de encontrarla dentro de nuestras iglesias y se conformaron en una incredulidad que a pesar de ser menos ambiciosa en sus promesas, les pareció ser más genuina y alcanzable.

Cito una vez más a Michael: “el cristianismo es algo que si verdaderamente lo creyeras cambiaría tu vida y te haría querer cambiar la vida de otros, y no he visto mucho de eso”.

Taunton dice: “Hay algo atractivo e incluso irresistible acerca de una vida vivida sin convicciones. Recuerdo al filosofo y escéptico escocés David Hume, quien fue reconocido en medio de una multitud de personas que escuchaban a la predicación de George Whitfield, el afamado evangelista del gran primer avivamiento. ¡Pensé que tú no creías en el evangelio! -alguien le preguntó. No creo, -respondió. Y luego inclinando la cabeza hacia Whitfield dijo, pero él si cree. Y entonces Hume fue atraído a ese predicador por su convicción. Por qué los jóvenes se vuelven ateos.

Creo que este es un recordatorio para nosotros, para vivir una vida de convicciones en una sociedad secular, sin comprometer nuestra fe, con gracia abundante mientras nos mantenemos como testigos de Cristo.

Pin It

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *