La Nueva Reforma Apostólica » Cornelius

La Nueva Reforma Apostólica

por • 20 octubre, 2017 • Iglesia ApostólicaComentarios (0)40

La Nueva Reforma Apostólica » Cornelius

La Nueva Reforma Apostólica es un movimiento que en la iglesia cristiana que crece y se extiende a gran velocidad. Este desarrollo se da con fruto abundante, ayudando a las personas a ser salvos y transformando muchas vidas. A pesar de esto hay muchos conceptos de este movimiento que no están muy claros para algunas personas. El motivo de este artículo es aclarar dudas, esclarecer puntos, dar respuesta a algunas inquietudes tanto de simpatizantes o escépticos. Pero sobre todo el objetivo es dar pie al dialogo entre los detractores y partidarios de este movimiento.

¿Que es la Nueva Reforma Apostólica?

La Nueva Reforma Apostólica es un cambio absoluto en la organización, eclesiología y otras doctrinas no esenciales de la iglesia cristiana protestante. En la teología del cristianismo carismático es parte de la Tercer Ola del Espíritu Santo. Las “Olas del Espíritu Santo” son etapas de crecimiento y desarrollo de la iglesia carismática. Estas etapas son parte de la revelación progresiva de propósitos de Dios. Son parte del plan de Dios para restaurar su gobierno en la tierra y para redención de la raza humana.

Es un cambio de paradigma en aspectos organizacionales y operativos dentro de la iglesia. No incide en las doctrinas esenciales del cristianismo protestante. Los cambios de la iglesia en la Nueva Reforma Apostólica suceden en algunos aspectos. Estos son: gobierno, liderazgo, adoración, vida de oración, financiamiento, evangelismo, enfoque social, entre otros.

Acerca de su orígen y desarrollo

La Nueva Reforma Apostólica no tiene un creador o fundador. Sin embargo, Peter Wagner es el ideólogo más reconocido dentro del movimiento. Él fue quien fue quien identificó, analizó, probó y más adelante dio difusión a los principios de este movimiento. Dichos principios fueron comportamientos encontrados en iglesias de alrededor del mundo que demostraron un desarrollo y crecimiento sin precedentes.

En sus palabras, Peter Wagner menciona la existencia de un “Patrón de Bendición” y crecimiento que identificó en estas iglesias. Todo parece indicar dichas metodologías en tales iglesias fueron obra e inspiración del Espíritu Santo. Estas reformas son una respuesta favorable a las necesidades de evangelismo, extendimiento del Reino y cumplimiento de la gran comisión.

Contrario a lo que algunos detractores mencionan, existe un fundamento bíblico en el movimiento y en sus aspectos más relevantes. El nacimiento y desarrollo de la Nueva Reforma Apostólica ha sido conforme a la escritura. El fruto personal y ministerial del movimiento es provechoso y de acuerdo a las enseñanzas de la Biblia. Las diferencias con otras denominaciones y el resto del cristianismo protestante únicamente se encuentran en algunas doctrinas no esenciales. De acuerdo con el desempeño, resultados y el fruto de este movimiento pareciera que la Nueva Reforma Apostólica es un diseño divino dado por Dios para estos tiempos.

Definición de Peter Wagner

La Nueva Reforma Apostólica es una obra extraordinaria de Dios al cierre del siglo XX la cual es, en una extensión significativa, el cambio de forma de la cristiandad protestante alrededor del mundo.

Por casi 500 años las iglesias cristianas habían funcionado en grandes dimensiones dentro de estructuras denominacionales de un tipo u otro. Particularmente en los 1990’s, pero teniendo sus raices casi un siglo atrás, nuevas formas y procedimientos operacionales están emergiendo ahora en areas tales como el gobierno de la iglesia local, relaciones entre iglesias, financiamiento, evangelismo, misiones, oración, selección y entrenamiento del liderazgo, el rol del poder sobrenatural, alabanza y adoración y otros aspectos importantes de la vida en la iglesia.

Algunos de estos cambios estan siendo vistos dentro de las denominaciones mismas, pero en mayor manera están tomando forma de redes apostólicas con una estructura holgada. Virtualmente en cada región del mundo estas nuevas iglesias apostólicas constituyen el segmento de más rápido crecimiento dentro de la cristiandad.

La Nueva Reforma Apostólica » Cornelius

La Nueva Reforma Apostólica es Parte de la Tercera Ola del Espíritu Santo dentro de la Teología Carismática

Historia de la Nueva Reforma Apostólica

La Nueva Reforma Apostólica nace de identificar el comportamiento de algunas iglesias de alrededor del mundo que alcanzaron un crecimiento sorprendente. Aunque Peter Wagner no es creador o fundador del movimiento, es considerado un ideólogo debido a su trabajo de investigación en Crecimiento de la Iglesia en el Seminario Teológico Fuller bajo la dirección de Donald A. McGavran, donde identificó y puso a prueba una serie de principios que más adelante dieron lugar a este movimiento.

En su búsqueda Peter Wagner identificó diversos elementos que más tarde formarían parte de esta fórmula dada por Dios. Primeramente notó que el elemento sobrenatural de las iglesias pentecostales fue sumamente importante para su rápido crecimiento. Seguido lo anterior, la guerra espiritual resultó ser un elemento crucial dentro del desarrollo de las iglesias. Pero todo lo anterior no podría producir nada si la estructura de la iglesia estaba fuera de lugar. Fue entonces que finalmente parecía ser que la estructura eclesiástica dada por Dios para el crecimiento y multiplicación era la iglesia liderada por apóstoles.

Genealogía de la Nueva Reforma Apostólica

En sus estudios, Peter Wagner trazó la genealogía de la Nueva Reforma Apostólica a 4 fuentes principales:

  • Las Iglesias Africanas Independientes. Un movimiento que inició alrededor del 1900 y fue caracterizado por delegar una increíble cantidad de autoridad en algunos individuos del cuerpo de Cristo.
  • El movimiento de Las Iglesias en Casas de China. Empezó alrededor de 1976, donde ciertas personas se levantaron y llegaron a tener una autoridad sobre literalmente millones de cristianos.
  • Las Iglesias Comunitarias Independientes de Latinoamérica. Se dieron alrededor de 1980 en áreas urbanas. Las iglesias más grandes fueron lideradas por muy fuertes líderes.
  • El Movimiento de la Lluvia Tardía. Fue formado por las iglesias carismáticas independientes de Estados Unidos. Ocurrió alrededor de 1940. Wagner lo considera como un movimiento formativo únicamente para las iglesias en Estados Unidos.

Todos estos movimientos eventualmente dieron lugar al fenómeno de la Nueva Reforma Apostólica donde la iglesia en general empieza y empezará en el futuro a entender la necesidad de los Apóstoles, quienes con su enorme cantidad de autoridad eran un elemento faltante para la victoria final de la iglesia.

La Nueva Reforma Apostólica » Cornelius

Dado el éxito y el fruto obtenido todo parece indicar que la Nueva Reforma Apostólica es un diseño divino Dado por Dios para estos tiempos.

Características del Movimiento

Gobierno del Apóstol

De acuerdo con el ideólogo de la Nueva Reforma, este probablemente es el cambio más radical. La Nueva Reforma Apostólica toma literalmente los pasajes de Efesios 4:11-12 donde de acuerdo con el Apóstol Pablo, Jesús al ascender al cielo “les dio a unos ser Apóstoles, a otros Profetas… para equipar a los santos para la obra del ministerio”. La mayoría del cristianismo tradicional acepta a los evangelistas, pastores y maestros, pero no sucede lo mismo con los Apóstoles y Profetas. Existe la necesidad de que los cinco ministerios estén activos en las iglesias hoy en día. El Apóstol Pablo menciona en 1 Corintios 12:28 “Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas…”. Esto no describe una jerarquía, sino un orden divino. Los Apóstoles son primero en ese orden.

El ministerio del Apóstol es ampliamente controvertido actualmente. Algunos detractores mencionan “auto-proclamado” o “auto-nombrado” lo cual en ciertos casos es un error. Ningún verdadero Apóstol es auto-proclamado. Antes que nada los Apóstoles son dotados por Dios para ese ministerio. Segundo, el don y el fruto de este pueden ser reconocidos por sus semejantes y tercero, el Apóstol es enviado y/o comisionado a la oficina y oficio del Apóstol por otros líderes respetados, calificados y reconocidos.

El Ministerio del Profeta

Los Profetas son prominentes en la Biblia, en el Viejo y en el Nuevo Testamento. Como hemos visto anteriormente, los Apóstoles son primero y los Profetas después. Cada Apóstol necesita estar alineado con profetas y cada profeta necesita estar alineado con un Apóstol. Una de las razones por las cuales ambos deben estar activos en nuestras iglesias hoy en día es porque la Biblia menciona “Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas” (Amós 3:7). Y también menciona “Creed en Jehová vuestro Dios, y estaréis seguros; creed a sus profetas, y seréis prosperados” (2 Crónicas 20:20). El deseo de los líderes de la iglesia apostólica es ser prosperados y que el Cuerpo de Cristo prospere también.

El Ministerio Quíntuple

Hoy en día existe la necesidad del funcionamiento de los 5 ministerios dentro de la iglesia. Efesios 4:11-13 menciona “Él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas… hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo”, tal hecho no es una realidad hoy en día, todos lo sabemos. Existe división en la iglesia y la madurez del cuerpo de Cristo no es completa en todos sus sectores. Existe un fundamento de los 5 ministerios en la escritura, un propósito y una razón de ser. Además de dicho fundamento, los 5 ministerios han sido determinantes para el desarrollo y el crecimiento explosivo de la obra de Dios hoy en día.

La Restauración de los 5 Ministerios

A lo largo del siglo anterior los 5 ministerios fueron reinstituidos y restaurados de forma progresiva. Durante 1940 y 1950 se restauró el ministerio del Pastor, entre los 1950 y 1960 el Ministerio del Evangelista, entre 1960 y 1970 el Ministerio del Maestro y en la década de los 1980 lo mismo sucedió con el Ministerio del Profeta. A partir de los inicios de 1990 Dios ha empezado a restaurar el Ministerio del Apóstol.

Los tres ministerios del Evangelista, Pastor y Maestro han sido comúnmente reconocidos y aceptados, pero existe una resistencia o rechazo hacia el ministerio del Profeta y Apóstol. Esta resistencia en ocasiones se ha dado por la incomprensión acerca de su labor e importancia. En otras ocasiones el rechazo al Profeta y Apóstol se ha dado por abusos y excesos cometidos por falsos obreros lo que desvirtuado la percepción del ministerio.

De acuerdo con la escritura (Efesios 4:11-12, Efesios 2:20 y otros pasajes) el ministerio quíntuple es la estructura dada por Dios para el gobierno de la iglesia. En la práctica esta estructura ha sido muy provechosa y de mucha edificación para el Cuerpo de Cristo. El ministerio del Apóstol y el Profeta junto con las otras 3 oficinas ministeriales es una estructura de gobierno fundamental en la Nueva Reforma Apostólica.

Dominio o Dominionismo

Teológicamente el Dominionismo tiene su base en la oración de Jesús en Mateo 6:9-13, mejor conocida como el Padrenuestro. “…venga tu Reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra…”. Para nosotros esto significa que como cristianos tenemos que hacer lo que sea posible en nuestras manos para que el Cielo venga a la tierra y se muestre con todas sus características. Pensemos en el cielo: nada de injusticias, nada de pobreza, rectitud, paz, prosperidad, sin enfermedades, amor, sin corrupción, sin crimen, sin miseria, racismo ni muchas otras cosas. ¿Sería malo desear que nuestras ciudades muestren esas características?

Pero ¿de dónde viene la idea del domino? En la primer página de la Biblia Dios le dijo a Adán y Eva: “Llenen la tierra y señoréenla”; tengan dominio sobre los peces del mar, etcétera (Génesis 1:28). Adán, Eva y la raza humana entera tendrían dominio sobre la tierra, pero satanás entró en la película y sucedió a Adán usurpando el dominio que este tenía y se convirtió en lo que Jesús llama “El príncipe de este mundo” (Juan 14:20).

Cuando Jesús vino, Él trajo el Reino de Dios, y Él mismo espera que su gente con esa misma mentalidad tomen acciones necesarias para echar fuera el reino de satanás activo por tanto tiempo, y traigan la paz y prosperidad de su Reino a la tierra. Este es el enfoque del Dominio o Dominionismo de la Nueva Reforma Apostólica.

Teocracia

El concepto de Teocracia de en la Nueva Reforma Apostólica es similar al concepto del Domino o Dominionismo. En cierta manera puede entenderse como un enfoque práctico del concepto de Dominio. El concepto de Teocracia no es como el fundamentalismo Musulmán en los países árabes o como el Emperador Constantino en la antigua Roma de primer siglo lo llevaron a cabo.

En la Nueva Reforma Apostólica la Teocracia se trata de tener personas con una mentalidad renovada de Reino en cada una de las Siete Montañas (o Siete Esferas de Influencia de la Iglesia): en la Religión, en la Familia, en la Educación, en el Gobierno, en los Medios de Comunicación, en las Artes y Entretenimiento y en los Negocios.

Lo anterior es necesario para emplear la influencia de dichas personas y crear un entorno en el cual las bendiciones y la prosperidad del Reino de Dios puedan llegar a todas las áreas de la sociedad. Su aplicación práctica es que el cuerpo de Cristo participe dentro de estas esferas de influencia o bien compartir el mensaje de salvación con otras personas que dentro de estas esferas.

Revelación Extra-Bíblica

Algunos objetan la noción de que Dios se comunica directamente con nosotros suponiendo que todo lo que Dios nos quiere revelar ya ha sido revelado en la Biblia. Esto tal vez no es específicamente cierto, ya que hay muchas cosas que no están escritas en la Biblia; por ejemplo tomó cerca de 200 años para saber que libros deberían permanecer dentro del canon de la Biblia y cuáles no. Esto es revelación extra-bíblica.

Más allá de esto parece que la oración sucede en dos sentidos. Hablamos con Dios y esperamos que Él nos hable a nosotros. Podemos oír la voz de Dios. El también revela nuevas cosas a los Profetas, tal como ya lo hemos visto antes. Una regla general al recibir y analizar cualquier nueva revelación de Dios es que dicha revelación no puede contradecir lo que ya ha sido escrito en la Biblia, puede suplementarlo o complementarlo tal vez, pero nunca ir en contra de ella.

Señales y Maravillas Sobrenaturales

Resulta muy difícil tratar de entender por qué algunos incluyen a las señales y maravillas sobrenaturales en la lista de “herejías”. La Biblia menciona que Jesús envió a sus discípulos y les dijo que sanen a los enfermos y echen demonios. ¿Por qué deberíamos esperar que el Señor tuviera otra cosa en mente para nosotros en estos días? Efectivamente, este asunto tal vez presiona a muchos tradicionalistas fuera de su zona de confort, pero esta incomprensión y crítica es solo una dificultad que viene con el nuevo territorio.

Muchos críticos aseguran que en la Nueva Reforma Apostólica hay una fijación excesiva con satanás y los demonios. Hablar excesivamente de nuestro adversario el diablo no es recomendado. Pero lo dicho por los críticos tiene sentido si pensamos que hoy en día la iglesia apostólica echa fuera más demonios de lo que se había hecho anteriormente por muchos años con el cristianismo tradicional.

Estructuras Meramente Relacionales

La Nueva Reforma Apostólica es muy diferente en su organización con respecto a las denominaciones tradicionales. Las denominaciones son estructuras constituidas legalmente, la Nueva Reforma Apostólica es una estructura únicamente de relaciones de trabajo. Cada persona dentro de ella está relacionado o sujeto a un apóstol o apóstoles.

Esta relación es completamente voluntaria, no hay ningún compromiso legal que los una. Los apóstoles no están en competencia unos con otros, están en un tipo de alianza o sociedad. Los verdaderos apóstoles no están buscando un beneficio personal sino el beneficio de los que se relacionan con ellos. Si un apóstol recibe cierta atención tal vez la acepte, pero si no llega no irá en pos de ella.


La Nueva Reforma Apostólica » Cornelius

La Nueva Reforma Apostólica comparte las mismas doctrinas esenciales que el cristianismo convencional y la Reforma Protestante

Próximamente: Una respuesta a las críticas y controversia de la Nueva Reforma Apostólica.

Conclusión

El crecimiento de las iglesias apostólicas y la Nueva Reforma es sorprendente. El Señor ha empezado a levantar una gran cantidad de obreros con un llamado apostólico legítimo. Algunos investigadores mencionan que la iglesia apostólica se encuentra en el sector de la iglesia cristiana de mayor crecimiento. Incluso su tasa de crecimiento es mayor que el crecimiento del islam en todo el mundo.

Las profecías de los tiempos finales en la Biblia parecen cada vez más cerca. La maldad en el mundo crece a niveles nunca antes vistos y la necesidad de justicia se hace latente. Como cristianos tenemos una responsabilidad de hacer algo al respecto, los intereses de Dios y la gran comisión nos competen. La Nueva Reforma Apostólica tiene un enfoque y desempeño guiado a responder a las necesidades de estos tiempos. Sin embargo el rechazo y persecución en contra del movimiento se acentúa debido a una incomprensión de sus principios.

Las diferencias entre la Nueva Reforma Apostólica con el cristianismo convencional se dan únicamente en algunas doctrinas no-esenciales. Esto nos compromete a ser más prudentes, respetuosos y tolerantes con nuestros hermanos para respetar nuestras diferencias y colaborar en las cuestiones que nos hacen ser cristianos. Dios establece en Juan 17 que la unidad, el amor y la armonía del Cuerpo de Cristo son determinantes para que un mundo perdido que vaga sin rumbo pueda vernos y crea en Él

Pin It

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *