5 Pilares de la Vida Cristiana » Cornelius

5 Pilares de la Vida Cristiana

por • 24 septiembre, 2017 • Artículos, Caminar Cristiano, RecienteComentarios (0)62

5 Pilares de la Vida Cristiana » Cornelius

Dios quiere que vivamos una vida plena y abundante, pero todo eso depende de nuestra relación personal con Él, por lo tanto de nuestra vida espiritual. Vivir una vida plena no es el propósito con el cual fuimos creados, sin embargo es un resultado de cumplir dicho propósito. Existen 5 aspectos o 5 pilares de la vida cristiana que debemos tomar en cuenta para el desarrollo y fortalecimiento de nuestra vida espiritual. Como anteriormente mencionamos, debe haber un balance entre las áreas de nuestra vida, y el área espiritual es muy importante, sin ella nunca tendremos completa paz.

Te recomendamos leer: Personajes famosos y la Biblia

5 Pilares de la Vida Cristiana

1. Lectura de la Palabra de Dios

Leer la Biblia nos ayuda a conocer más a Dios, su plan para nuestras vidas y su voluntad. Este es el primero de los 5 pilares de la Vida Cristiana. Todo comienza con la palabra de Dios, la Biblia dice:

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.” – Romanos 10:17

El conocimiento de Dios está en la palabra:

Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí.” – Romanos 10:17

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.” – Salmos 119:105

¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra.” – Salmo 119:9

Finalmente el Rey Salomón nos da una excelente razón en el primer capítulo de proverbios para meditar en la escritura.

Los proverbios de Salomón, hijo de David, rey de Israel. Para entender sabiduría y doctrina, Para conocer razones prudentes, Para recibir el consejo de prudencia, Justicia, juicio y equidad; Para dar sagacidad a los simples, Y a los jóvenes inteligencia y cordura. Oirá el sabio, y aumentará el saber, Y el entendido adquirirá consejo, Para entender proverbio y declaración, Palabras de sabios, y sus dichos profundos. El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.” – Proverbios 1:1-7

2. La Oración

Orar nos ayuda a comunicarnos con él, depositar nuestras cargas, externar nuestras inquietudes y establecer su reino y su voluntad. Este es el segundo de los 5 pilares de la Vida Cristiana.

Dios responde las oraciones sinceras:

Cercano está Jehová a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de [verdad].” – Salmo 119:9

Dios escucha la oración conforme a su voluntad:

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.” – 1 Juan 5:14

Dios responde nuestras oraciones:

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” – Jeremías 33:3

Dios puede equiparnos si oramos a Él:

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” – Santiago 1:5

Desean algo y no lo consiguen. Matan y sienten envidia, y no pueden obtener lo que quieren. Riñen y se hacen la guerra. No tienen, porque no piden.” – Santiago 4:2

3. El Ayuno

El ayuno nos ayuda a dominar nuestra carne, fortalece nuestro espíritu, nos permite madurar como cristianos y es otra arma poderosa para establecer su reino y voluntad.

Dios llevó a Jesús al desierto a ayunar para ser tentado:

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.” – Mateo 4:1,2

Jesús volvió del ayuno en el poder del Espíritu:

Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos.” – Lucas 4:14,15

Pablo ayunó esperando la voluntad de Dios en su vida:

El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer. Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, más sin ver a nadie. Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco, donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.” – Hechos 9:6-9

El ayuno es una de las armas más poderosas del cristiano

Daniel ora por su pueblo y se humilla mediante el ayuno:

Y volví mi rostro a Dios el Señor, buscándole en oración y ruego, en ayuno, cilicio y ceniza.” – Daniel 9:3

Dios envió al arcángel Gabriel como respuesta al ayuno:

Aún estaba hablando y orando, y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel, y derramaba mi ruego delante de Jehová mi Dios por el monte santo de mi Dios; aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel, a quien había visto en la visión al principio, volando con presteza, vino a mí como a la hora del sacrificio de la tarde. Y me hizo entender, y habló conmigo, diciendo: Daniel, ahora he salido para darte sabiduría y entendimiento.” – Daniel 9:20-22

4. Congregarnos

Congregarnos nos ayuda a mantenernos juntos como hermanos, fortalecernos los unos a los otros, motivarnos y ayudarnos a sobrellevar nuestras cargas. El penúltimo de los 5 pilares de la Vida Cristiana.

Principio básico de asociación:

Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca” – Hebreos 10:24,25

Dios bendice la congregación:

Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! […] Porque allí envía Jehová bendición, Y vida eterna.” – Salmos 133:1,3b

 

Dios se manifiesta en la congregación:

Porque donde dos o tres se reúnen en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos.” – Mateo 18:20

El compañerismo y la unidad son necesarios para una vida cristiana abundante

Somos el cuerpo de Cristo:

Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.” – Mateo 18:20

Fuerza en la unidad:

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.” – Colosenses 3:16

No olvides visitarnos en Facebook: Cornelius

5. Servicio

Servir dignifica nuestras vidas, fuimos hechos para adorar y servir a Dios y también servir a nuestro prójimo y nuestros hermanos, hacerlo es cumplir nuestro propósito. Este es el último de los 5 pilares de la Vida Cristiana.

Ni aun Cristo vino para ser servido:

Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.” – Marcos 10:45 (LBLA)

Servir es un requisito para el honor en el Reino de Dios:

…el que quiera entre vosotros llegar a ser grande, será vuestro servidor, y el que quiera entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo;” – Mateo 20:26,27

Fuimos hechos para buenas obras:

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.” – Efesios 2:10

Dios recompensa el servicio:

Porque Dios «pagará a cada uno según lo que merezcan sus obras».” – Romanos 2:6 (NVI)

Su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” – Mateo 25:23

La vida cristiana es una vida de servicio

El servicio es una prueba:

¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá.” – Mateo 24:45,47

Al servir a nuestro prójimo servimos a Dios:

Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.” – Mateo 25:35,40

5 Pilares de la Vida Cristiana

Pin It

Publicaciones Relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *